martes, 11 de julio de 2017

La multa

Pónganse abusados, no dejen sus carros mal estacionados Pinche suerte la mía.😡😡😡
Resulta que fui al cajero no tardé ni 5 minutos, cuando salí estaba un pinche tránsito levantando una infracción, me acerqué y muy amable y sonriendo le dije "oficial haga el paro no me tarde nada." y me dijo muy cortante "La ley es pareja y el carro esta estacionado en sitio prohibido"
Le dije:"No sea mamón se lo estoy pidiendo en buena onda" Entonces me dijo:"Ah con que faltas a la autoridad e insultos", llenó la segunda infracción rápidamente y la colocó en el parabrisas del carro. Entonces le dije:"Con esa actitud pinche pendejo, nunca vas a progresar, te crees muy chingon por traer ese uniforme".Y llenó una tercera infracción y la puso junto a las otras, entonces le digo: " Bueno, ahí viene el Camión que estaba esperando... fue un Gusto platicar con Usted...

Traté de ayudar al Dueño del Carro pero este cabrón no quiso...

domingo, 2 de julio de 2017

Sonidos porno caseros

SONIDOS PORNOS CASEROS:

Un tipo llega a su casa y le dice a su mujer:

*Te cuento Julia, que vengo de ver una película porno, y no te imaginas la cantidad de locuras que allí se ven.

*¡Cómo es eso Chano, cuéntame!

*No, ¡que bruto!, No te imaginas cómo se quejan las mujeres esas de la película cuando hacen el amor...

*¡ha si!

*Sabes, yo creo que eso nos falta para ponerle más sazón a nuestro matrimonio.

*¿Te gustaría que yo me queje, Chano?

*Sería recontra chévere, Julia.¿Porqué no lo intentas?

Y efectivamente, esa misma noche la pareja se dispone a poner en práctica la novedad. Esa noche el hombre empieza a acariciarle los hombros a la mujer y ella le pregunta: 

*_¿Empiezo a quejarme Chano?

*No, todavía no Julia.

Continúa acariciándole la cintura, las piernas y la esposa nuevamente le pregunta:

*¿Ahora ya me quejo?

*Espera un poco más.

A los 20 minutos el hombre sube a donde tiene que subir y empieza a hacer lo que tiene que hacer y le dice a su mujer suavemente al oído:

*Ahora Julia, ¡ahora comienza a quejarte!

*¡Ay Chano, los niños están cada día más insoportables; el dinero que me das para el diario no me alcanza; la bebé necesita zapatos nuevos; tú madre llama para joder todos los días; se acabó el gas; tenemos que comprar un refrigerador nuevo; ya no sé qué cocinar! Y para colmo no me llega la regla... ¿Sigo quejándome, Chano?